top of page
  • Foto del escritorMarta Cuba

Zarza ardiente



Ángeles levantando el cuerpo de Santa Catalina al Monte Sinaí

El Monasterio de la Transfiguración o Monasterio de Santa Catalina está situado en la boca de un cañón de difícil acceso a los pies del monte Sinaí, en Egipto. Está construido donde la tradición supone que Moisés vio la «zarza que ardía sin consumirse». También se le conoce con el nombre de Monasterio de la Zarza Ardiente.

En el momento en que el interés por la verdad se hace hegemónico, uno está ya en el lugar del otro. La zarza que arde pero no se consume es ese lugar. 


“La humanidad se ha lanzado a la carrera destinada a evitar la muerte corporal del individuo. ¿Qué ser humano no lo suscribiría? Pero ha llegado la hora en que es otra la muerte que amenaza al hombre civilizado: la del sentido de su vida y de su muerte, del sentido de su deseo, que es comunicación creadora, fuente de alegría viviente. Sin alegría, que es brote surgido de corazón a corazón por los intercambios de lenguaje sutiles de la comunicación, la comunicación creadora no es más que mortal funcionamiento de cuerpo a cuerpo, devenido cosa contra cosa. La simbolización aleja progresivamente al sujeto del recurso al placer del cuerpo a cuerpo, que eclipsa la relación de sujeto a sujeto.”

Francoise Doltó 


No teman a los que matan el cuerpo,

pero no pueden matar el alma. Teman

más bien al que puede destruir alma y

cuerpo en el infierno.


(Mt 10,28)


0 visualizaciones

Comments


bottom of page